Spread the love

Los tejidos que se utilizan para fabricar prendas sostenibles se consiguen con métodos de producción y recogida que son amistosos con el medio ambiente, por ello se dice que este tipo de moda es crucial para la superación del problema del calentamiento global

Cuando una persona empieza a interesarse por la ropa sostenible, lo primero que encuentra en Internet es que tienen un método de producción mucho más ‘friendly’ con los trabajadores, pero si se indaga un poco más, se puede encontrar que lo que otorga la etiqueta de ‘sostenible’ a este tipo de moda es el tejido que se utiliza para fabricarla.

Los tejidos sostenibles se podrían separar en 7 grupos distintos: Algodón orgánico, fibras de árbol, materiales reciclados, fibras de bambú, cuero vegetal, econyl y fibra de naranja y piña.

El algodón orgánico es el más famoso y común de los distintos tejidos empleados en el mundo de la ropa sostenible; de todas formas, este tejido apenas ocupa un 1% de la producción mundial en cuanto a la moda en general se refiere.

Las fibras de árbol (de bosques no protegidos ecológicamente ni primarios), las de bambú y las de naranja y piña representan un tejido que se puede reciclar fácilmente.

El econyl es un producto creado por la marca H&M desarrollado a partir de desechos de nylon que se recoge del mar y que ya han registrado como un tejido propio que pretenden hacer fuerte dentro del sector.

Por último, el cuero vegetal es un producto que se fabrica a partir de taninos producidos a partir de una gran cantidad de especies vegetales. No es un cuero animal producido a partir de métodos ‘eco-frienly’, que también existe.

Es tan importante para el futuro el uso de prendas de ropa con estos tejidos como estar comprometidos con el medio ambiente y reciclar la ropa que ya no utilizamos en lugar de tirarla. A lo largo del año se desechan 8 millones de toneladas de ropa y solo se recicla cerca de un 20% de las prendas que utilizamos en Europa; si reciclamos toda la ropa que tiramos será mucho más fácil conseguir tejidos reciclados con los que fabricar prendas de ropa, además de más barata de producir, porque la oferta no será tan escasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *