Spread the love

En este artículo te damos las claves que necesitas para conocer si la prenda que estás comprando es sostenible o no

La moda sostenible representa un nuevo enfoque, donde la principal característica es la fabricación de prendas cuyos procesos de producción no sean perjudiciales para el medio ambiente. Además, el movimiento se caracteriza por tener unos valores éticos y sostenibles. Las cadenas de fast fashion se caracterizan por lo contrario, producen prendas de manera masiva en unas condiciones pésimas de trabajo. 

La mejor manera de saber si una prenda es sostenible es mirar la etiqueta de la misma. Álvaro Ruíz, Director Ejecutivo de la marca sostenible Surfing on Wheels, explica que: “si la etiqueta de una prenda no posee el símbolo de GOTS, significa que no es sostenible”. La certificación Global Organic Textile Standard (GOTS) es la principal normativa para la certificación textil ecológica en todo el mundo, que aboga por un procesamiento textil que no dañe al medio ambiente y que también tenga concienciación social. “Para que un producto textil obtenga este certificado, debe contener como mínimo un 95% de fibras orgánicas certificadas”, según Ecocert, Organización de Certificación Orgánica.

Ejemplo de etiqueta con una certificación GOTS | Fuente: Pinterest

“Otra forma de saber si una prenda es sostenible, es mirando sus características o averiguando la manera en la que se han realizado los tejidos. De esta forma encontraremos muchas diferencias”, añade Ruíz al hablar de la forma en la que los compradores pueden saber si una prenda es sostenible. El algodón orgánico sigue un proceso mucho más natural, ya que se cultiva sin pesticidas y sin fertilizantes. Por el contrario, el algodón convencional sigue un proceso muy intensivo en químicos, lo que puede llegar a provocar daños en la piel de los consumidores. 

A día de hoy, muchas de las grandes marcas de moda convencional apuestan por la creación de una campaña en determinados momentos del año defendiendo la moda reutilizable y ecológica. Inditex lo hace bajo el nombre de “Join Life”. Cada una de estas prendas contiene en su etiquetado la forma en la que se ha fabricado, además de los materiales utilizados. Dependiendo de la prenda, las etiquetas aparecen acompañadas de una frase, como por ejemplo: Care for planet. El grupo multinacional español incluye en este mensaje a todas aquellas prendas que se han “confeccionado en una fábrica que funciona con energía renovable”, según un artículo publicado por el periódico La Información

Join Life, la propuesta “eco” de Inditex | Foto: Blog Sostenibilidad Textil

Como hemos conocido en este artículo, en la etiqueta está la respuesta. A simple vista no se puede diferenciar una prenda sostenible de una convencional, ya que parecen haber sido fabricadas con los mismos materiales. Los consumidores deben prestar atención al etiquetado si quieren saber si la prenda que están comprando es sostenible o no. Además, la diferencia de precios es clara. “Elaborar una prenda ecológica es mucho más caro que una convencional. Los materiales con los que se realiza una prenda sostenible suelen tener procesos de fabricación mucho más largos, lo que requiere un coste más elevado”, explica Ruíz el motivo por el que los precios son diferentes. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *